Paro docente en Santa Cruz: el gremio de ADOSAC ratificó la medida a pesar de la conciliación obligatoria del Gobierno.

El sindicato de maestros mantiene el paro para jueves y viernes de esta semana tras rechazar la última oferta salarial que impactaba a los docentes que no tenían el plus por jornada extendida hasta que dejó de implementarse. Es el segundo paro en lo que va de la gestión de Claudio Vidal.
La Asociación de Docentes de Santa Cruz (ADOSAC) ratificó su decisión de ir al paro de 48 horas para el jueves y viernes, tras el feriado del miércoles por el Día del Trabajador. Así lo ratificó a La Opinión Austral uno de los paritarios que participa en la negociación salarial explicando que desde la conducción del sindicato o pueden dar marcha atrás con la medida dispuesta en asamblea provincial, órgano máximo en la toma de decisiones.

El Congreso Provincial de la ADOSAC había definido un paro por 48 horas para este jueves y viernes en rechazo a la oferta salarial del Consejo Provincial de Educación y había solicitado, además, “la inmediata convocatoria una una nueva reunión paritaria”.

Entre los principales puntos a tratar, exigen la recomposición salarial más cláusula gatillo para todos los niveles y modalidades para alcanzar el costo de la canasta básica total de la Patagonia y equiparar los puntos del nomenclador en todos los cargos retroactivo a marzo en una sola cuota con respecto al cargo maestro de grado. La medida incluye la movilización en cada localidad.

En respuesta, el Gobierno provincial dictó la conciliación obligatoria, tal como se lo hizo al gremio de los docentes de escuelas técnicas de AMET que habían convocado a un paro para el martes, también en rechazo a la oferta salarial.

“En atención a las medidas de fuerza resueltas por la ADOSAC para los días 2 y 3 de mayo del corriente año, encontrándose abierta la mesa de negociación paritaria y en el marco de la buena fe que debe imperar entre las partes, corresponde dictar de oficio Conciliación Obligatoria“, determinó la cédula de notificación enviada por el Ministerio de Trabajo de Santa Cruz al gremio docente mayoritario en la provincia.

En ese contexto, convocaron a la ADOSAC “a la audiencia de conciliación obligatoria para el día jueves 2 de mayo, a las 11 horas en la sala de reuniones del Consejo Provincial de Educación”. Además, intimaron “a las partes a que el estado de cosas se retrotraiga al existente con anterioridad al acto o hecho que dio inicio al conflicto”.

Desde el sindicato docentes ratificaron el paro y anunciaron que asistirán de todos modos a la audiencia de conciliación.

Nicolás Pereyra, secretario general de ADOSAC Río Gallegos, precisó que la entidad gremial analizará la conciliación obligatoria y tomará un posicionamiento en su próximos espacios de discusión que serán recién la semana que viene. “La semana próxima se realizarán los congresos y asambleas, son los espacios de debate”, indicó. “Nunca hemos tomado de forma automática posiciones y siempre fueron las bases las que resuelven y deciden”, agregó el sindicalista a La Opinión Austral.

“Estaremos presente en la audiencia de Conciliación Obligatorio, llevaremos nuestras solicitudes determinadas en el último congreso”, ratificó.

Además se mostró sorprendido “que este gobierno nuevo, del cual esperábamos comportamientos diferentes y recetas nuevas, repita estos mecanismos arbitrarios. Buscábamos algo diferente”.

En la declaración por el Día del Trabajador, ADOSAC sacó un documento en el que dijo que a pesar del cambio de gobierno en Santa Cruz, “la situación salarial no ha mejorado, las instituciones de salud y educación están sin insumos y las escuelas en pésimas condiciones”, y señaló que a pesar de que “son años de desinversión por la antigua gestión de Alicia Kirchner”, y que “el nuevo Gobernador Claudio Vidal prometió en campaña mejorar el salario de los trabajadores de la provincia, a 5 meses de su asunción el poder adquisitivo sigue cayendo, los insumos no aparecen y hay escuelas sin funcionar por graves problemas de infraestructura”.

Propuesta insuficiente
Sobre la propuesta salarial, Nicolás Pereyra precisó que es necesario una propuesta diferente, “el salario debe estar acorde al costo de vida en la Patagonia, continuidad a la cláusula gatillo para no perder la inflación”.

“Ningún trabajador debería estar por debajo de la línea de la pobreza, esa lucha la seguiremos dando, en el medio se puede mejorar la propuesta, reordenar el escalafón, que se tenga en cuenta un retroactivo al mes pasado, que las mejoras se paguen en un solo tramo y no en cuotas”, expresó.

El docente señaló que las “diferencias son muchas por que venimos de una década de mala maniobra en lo salarial, si en el medio del debate se puede mejorar y hay un compromiso de continuar dialogando se puede destrabar. Es necesario un entendimiento de todas las partes que nos permita retomar el camino de entendimiento que teníamos hasta aquí”.
Fuente: Opinión Austral.