Le Monde resumió el mecanismo de robo sistemático de fondos públicos en Argentina por parte de los Kirchner, usando la Cruz Roja para sus delitos de lavado.

El diario francés Le Monde analizó e hizo públicos los detalles con los que se encuentran vinculados Néstor Kirchner y Cristina Fernández en la trama de los Panamá Paper, filtrados a través de la documentación de la firma panameña Mossack Fonseca, estudio armador de las empresas ficticias para el lavado de dinero.

Le Monde, tal como lo rescató el diario Clarín, señaló que la empresa Aldyne Ltd una de las firmas madres de la llamada ruta del dinero K, aparece como una de las 500 empresas que utilizaron el nombre de la Cruz Roja Internacional y otras organizaciones de beneficencia para esconder el dinero robado desde el gobierno argentinos, por parte de sus gobernantes corruptos.

El diario Le Monde publicó un informe bajo el título “la pareja Kirchner, cuestionada” y apunta que la Cruz Roja “sirvió en particular para desviar decenas de millones de dólares de fondos públicos en Argentina“, dice el medio francés.

“En 2013, los periodistas argentinos destaparon una red de corrupción y blanqueo del expresidente Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, que lo sucedió en 2007 y estuvo en funciones hasta 2015. La pareja presidencial habría, entre otros, sacado del país fondos con la ayuda de un empresario“, dice en referencia a Lázaro Báez, hoy detenido en la causa que investiga el juez Sebastián Casanello.

El diario señala que los Kirchner habría “blanqueado 35 millones de dólares en Nevada” utilizando una red de sociedades de la empresa Mossack Fonseca.

“Según documento de la Justicia de los Estados Unidos, todas esas sociedades off shore tiene un punto en común, son controladas por un par de sociedadesr egistradas por Mossack Fonseca en Seychelles: Aldyne Ltd. y Garins Ltd”

Aldyne posee domicilio legal en las islas Seychelles, las mismas islas en las que la entonces presidente Cristina Kirchner hizo una polémica escala técnica. Desde el 2003 hasta el 2010, la empresa suiza Helvetic Services Group -que dirige el ítaloargentino Marcelo Néstor Ramos– hizo crear en Las Vegas, Nevada, EE.UU., 148 empresas, según la investigación del fiscal José María Campagnoli. Las 148 tienen como agente residente en Nevada al estudio panameño Mossack y Fonseca y la mayoría presentaron como “administrador” a Aldyne.

Ahora Aldyne, sostiene Le Monde, aparece en los Panama Papers como una de las beneficiarias de ese servicio en nombre de la Cruz Roja. Según revelaron el matutino parisino y el diario Le Matin Dimanche de Suiza, Mossack Fonseca creó asociaciones ficticias con nombres altruistas como la “Fundación de la Fe” para hospedar acciones en unas 500 empresas que operaban en Panamá.

De forma habitual se incluyó como beneficiario de la Fundación a la Cruz Roja, una designación que sirvió para dos propósitos: tanto para ocultar a los verdaderos beneficiarios de las firmas como para cobijarse bajo un “aura tipo ONG”, señala el diario francés.

Finalmente Le Monde clarifica “Aldyne Ltd. et Garins Ltd no pertenecen a Mossack Fonseca sino a la Faith Foundation. Y es así cómo, sin saberlo, la Cruz Roja resultó accionista de empresas que controlan el botín desviado por el clan Kirchner“, concluye Le Monde, sobre las investigaciones de Campagnoli que rescata Clarin y ponen de manifiesto como usan fundaciones con “presunto objetivos humanitario” para lavar dinero de la corrupción, como es el el caso de la Cruz Roja Internacional.

Lo que acá no se investiga, viene de afuera

Una investigación del diario La Nación a través del periodista Carlos Pagni, desnuda más corrupción descubierta en EEUU a través del programas Discovery, donde aparecen reconocidas figuras políticas, involucrados en giros millonarios en dólares al exterior, cuenta en paraísos fiscales y entramados de empresas dedicadas a evadir prohibiciones y by pass financieros dispuestos en la Argentina.

El abogado Dennis Hranitzky, del prestigioso estudio Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan, se presentó ante la jueza del Segundo Distrito de Nueva York, Mary Kay Vyskocil, para solicitar que conmine al Bank of New York Mellon, a su subsidiaria Pershing, y a American Express, a proveer información sobre movimientos financieros significativos de entidades oficiales y servidores públicos de la Argentina y, en particular, de la provincia de Buenos Aires. Hranitzky representa a dos entidades, Glacial Capital, LLC y TRSE Holdings, LLC, que el 29 de marzo pasado ganaron un juicio contra el Estado bonaerense por US$35,092,958.41. Son bonistas que no habían aceptado el canje ofrecido por Axel Kicillof y su ministro de Economía, Pablo López, dice la nota de Pagni.

Los ocho bancos que cumplieron con el discovery denunciaron, según Hranitzky, que Carlos Montaña, director de la Unidad Ministro del Ministerio de Seguridad de la provincia, y Diego Benítez, subsecretario de Obras Públicas bonaerense, “parecen haber movido cientos de miles de dólares, dentro y fuera de la Argentina, en los últimos dos años”. Montaña depende del ministro Sergio Berni. Benítez, del ministro Leonardo Nardini. Otro funcionario de Kicillof puesto bajo la lupa de este escrito es Matías García, director del servicio de agua y alcantarillado de Aguas Bonaerenses SA, quién “aparentemente transfirió enormes sumas de dinero a una cuenta bancaria suiza”.

El escrito nombra también a la abogada Ana María Bazán, quien se desempeñaría en la Asesoría General de Gobierno de Kicillof. Bazán figura, según Hranitzky, en los Papeles de Pandora, documentos filtrados en octubre de 2021 a través del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. (Agencia OPI Santa Cruz)